[X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Actualidad del Medio Ambiente, noticias,

Actualidad del Medio Ambiente - Eficiencia Energética

Se puede ahorrar un 22% con la eficiencia energética


Un consumo responsable basado en el ahorro de la energía es clave para mejorar la eficiencia energética. Además, contribuye reduciendo la contaminación y nos ayuda en la lucha contra el cambio climático. ¿Qué recomendaciones hay para la mejora en la eficiencia energética?

Se puede ahorrar un 22% con la eficiencia energética

A la vez que vamos encaminados hacia la transición energética con las renovables, vamos mejorando la eficiencia energética de los aparatos utilizando sólo la energía que necesitamos. De esta forma se puede mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, reducir en las facturas de la luz y el gas y disminuir los efectos negativos sobre el medio ambiente.

Con una buena gestión y preocupación por la energía en los hogares y una mejora en la eficiencia podemos ahorrar hasta un 22% en la factura. Además, contribuimos a la reducción de gases de efecto invernadero que persigue el Acuerdo de París y que tanto necesita el planeta para mejorar el clima del mundo.

Para poder mejorar la eficiencia energética y reducir los impactos al medio ambiente, no hay que hacer demasiado o cambiar nuestros hábitos de vida. Son sólo los pequeños gestos del día a día los que hacen que sea importante. Es cierto que gran parte de la eficiencia energética depende de las ventajas o mejoras que ponen las industrias energéticas al servicio del ciudadano, pero el modo en el que nosotros empleamos las instalaciones y aparatos de nuestro hogar sí depende de nosotros.

Recomendaciones para mejorar la eficiencia energética

Uno de los ejemplos de alta eficiencia energética en los hogares es la calefacción a gas natural. Debido al gran poder calorífico que tiene, permite reducir la cantidad de energía que es necesaria para obtener un mismo resultado. También podemos utilizar algunos gestos para reducir en el consumo y pagar menos en las facturas. Entre estos gestos se encuentra el comprobar que los radiadores no tengan aire en su interior, cerrar las llaves de aquellos que estén en habitaciones vacías; purgarlos en caso necesario cuando llegue el invierno y no  bloquearlos con muebles ni ropa mejorará su rendimiento.

Además, podemos conseguir un ahorro en la factura reduciendo el uso del gas. Eso debería de ser lo prioritario; antes que mejorar, reducir. Con un buen acristalamiento térmico en paredes y techo y un buen cierre hermético, podemos reducir en el consumo de gas. Si disponemos de calefacción individual a gas, es interesante utilizar un sistema de regulación por temperatura con termostato.  20 º durante el día y de 16 a 18 º por la noche son suficientes. Cada grado adicional supondrá un coste de ente un  5% y un 8% de energía.

La eficiencia energética es un concepto que incluye muchos tipos de acciones que ayudan a ahorrar y a mejorar la calidad del aire como puede ser aprovechar la energía del sol, levantando las persianas, o con buen aislamiento térmico. Los electrodomésticos a gas son altamente eficientes, sobre todo si elegimos los de clase A frente a los de clase G. La eficiencia energética debe constar en la etiqueta del producto.


Compártalo
en sus redes sociales

Comentar esta noticia


 

Firma:

 

Aún no hay comentarios. ¡Sé el primero en opinar!


Buscador de noticias

Encuentra la noticia que buscas por palabra clave, sección e intervalo de fecha

Palabra clave

¿En qué sección?

 

¿En qué fechas?